Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El período de la adolescencia es una etapa de grandes cambios y desafíos para todos los jóvenes, pero puede ser especialmente difícil para los adolescentes con autismo en situaciones sociales difíciles.

Los cambios hormonales, las presiones sociales y la necesidad de independencia pueden ser muy estresantes para los adolescentes con autismo, quienes ya tienen dificultades para comprender y responder a las señales sociales. 

adolescentes con autismo en situaciones sociales difíciles

Estrategias para apoyar a los adolescentes con autismo en situaciones sociales difíciles

1. Prepara a los adolescentes con autismo para situaciones sociales difíciles

Antes de que el adolescente se enfrente a una situación social difícil, es importante prepararlo para lo que puede esperar. Esto puede hacerse hablando con él/ella sobre la situación, explicando lo que se espera y ayudándole a desarrollar un plan para afrontarla.

Por ejemplo, si el adolescente va a ir a una fiesta, puedes hablar con él sobre las normas de la fiesta, lo que puede esperar de los demás invitados y cómo puede participar. También puedes ayudarle a practicar algunas frases o respuestas que pueda usar en la fiesta.

2. Sé comprensivo y paciente

Es importante recordar que los adolescentes con autismo pueden tener dificultades para entender y responder a las señales sociales. Si el adolescente se siente abrumado o ansioso en una situación social, es importante ser comprensivo y paciente.

Evita criticar o regañar al adolescente por su comportamiento. En su lugar, ofrécele tu apoyo y ayúdalo a calmarse.

3. Ofrece ayuda y orientación

Si el adolescente se encuentra en una situación social difícil, puedes ofrecerle ayuda y orientación. Esto puede hacerse de forma discreta, sin llamar la atención sobre el joven.

Por ejemplo, si el adolescente está teniendo problemas para iniciar una conversación, puedes sugerirle que pregunte a alguien sobre sus intereses. O, si el adolescente está sintiendo ansiedad, puedes ofrecerle un lugar tranquilo para retirarse.

4. Fomenta la independencia

A medida que el adolescente crece, es importante fomentar su independencia. Esto significa dejar que el adolescente tome sus propias decisiones y asuma la responsabilidad de sus acciones.

Sin embargo, es importante proporcionarle el apoyo que necesita para tener éxito. Esto puede hacerse ofreciendo consejos, sugerencias y aliento.

5. Busca ayuda profesional para los adolescentes con autismo en situaciones sociales difíciles

Si el adolescente está teniendo dificultades para hacer frente a las situaciones sociales, puede ser necesario buscar ayuda profesional. Un terapeuta o consejero puede ayudar al adolescente a desarrollar sus habilidades sociales y a aprender a gestionar su ansiedad.

Apoyar a los adolescentes con autismo en situaciones sociales difíciles es importante para su desarrollo y bienestar. Al seguir las estrategias que se han mencionado, los padres, cuidadores y profesionales pueden ayudar a los adolescentes con autismo a sentirse más cómodos y seguros en las situaciones sociales.

Estefany Vasquez