Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

adultos con autismo compras navideñas

Llegan las fiestas navideñas, y con ellas los regalos y demás, pero ¿Cómo se preparan los adultos con autismo para las compras navideñas?

En el presente artículo, te diremos algunas recomendaciones que pueden practicar quienes tienen esta condición.

Es importante indicar que las compras navideñas representan una situación estresante para las personas con autismo.

Al igual que en las festividades, involucran grandes cantidades de personas en un mismo lugar, ruidos fuertes, luces brillantes, entre otros aspectos que suelen afectarlos. 

La planificación puede jugar un papel fundamental para evitar situaciones desagradables durante las fiestas navideñas, incluyendo, por supuesto, las compras propias de esta temporada.

¿Qué pueden hacer los adultos con autismo para hacer sus compras navideñas?

Además de la planificación, también es vital irse preparando con anticipación a esta época de algarabía. A continuación, les decimos de qué manera pueden hacerlo.

  1. Conversen con sus familiares y amigos, reiterando lo que les incomoda de estas actividades, las cuales implican cambios en su rutina habitual, así como las multitudes.
  2. Hacerles saber a cuáles tiendas y lugares prefieren ir para hacer sus compras.
  3. Buscar en los horarios que las visitas a las tiendas o centros comerciales sea menor.
  4. Concéntrate en las actividades que realmente les gustan; es decir, que después de hacer esas compras “incómodas”, busquen la manera de bajar el estrés y la tensión haciendo algo que realmente disfruten.
  5. Realizar estas compras con una lista de lo que se va a adquirir. De esta manera, acortará el tiempo en estos lugares “estresantes”.

Otras recomendaciones serían:

  1. Tener ese plan B presente por si ocurre algún momento incómodo, para poder salir de ello de la mejor manera. 
  2. Otra opción por la que puedes inclinarte es darle tu lista de compras a ese amigo de confianza para que haga esas compras por ti.
  3. Ir a estos lugares de compras con tapones de oídos, lentes oscuros y una vez que llegues a ese espacio, ubicar el lugar más tranquilo y que te guste, donde puedas dirigirte si las cosas no resultan como lo planificado.
  4. Evitar, por supuesto, las tiendas que tengan luces brillantes o música alta.
  5.  Lleva contigo ese objeto de seguridad que te ayudará a sentirte cómodo y seguro.
  6. No te sientas obligado a comprar algo que no te guste.
  7. Si las cosas definitivamente salen de control, vete del lugar y planifica esas compras para otro día.

Indiscutiblemente, la temporada navideña no es la mejor para las personas con autismo, pues implica una serie de actividades distintas a las que están acostumbradas y, como hemos visto en los párrafos anteriores, pueden generar estrés y ansiedad.

adultos con autismo compras navideñas

Pero, esto no quiere decir que no puedan llegar a disfrutarla. Se trata de prepararse para ese bullicio, luces incandescentes y alta cantidad de personas, evitando en lo posible estar en estos sitios, teniendo siempre ese plan B, por si las cosas se ponen tensas.

Asimismo, lo que sí es una realidad es que las personas con TEA deben dejar claro qué les gusta y qué no y, por supuesto, estar con aquellos afectos que comprenden su condición para que realmente se sientan cómodos, tranquilos y puedan crear momentos agradables. no sólo en Navidad, sino en cualquier época del año.

Neymar