Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

 diagnóstico de autismoLa importancia del diagnóstico temprano y la intervención oportuna del autismo puede tener efectos positivos sobre las habilidades y las señales a largo plazo, debido a que permite que la persona con esta condición desarrolle su potencial con mayor rapidez. 

Esto se debe, principalmente, a que el cerebro del niño tiene más plasticidad en edades tempranas (2 a 3 años), pues se encuentra en la fase de desarrollo, lo que se traduce en que el cerebro a esa edad es más cambiante.

De hecho, los especialistas han confirmado que si la intervención en estos casos es apropiada, esto puede ayudar a que los niños tratados progresen tanto al punto que no se les considere que estén dentro del espectro a edades avanzadas.

Por lo general, a estos pequeños se les mejoran notables sus habilidades motoras y de lenguaje, así como su coeficiente intelectual, que puede llegar a ser más alto que el promedio de los infantes con TEA.

Diagnóstico del autismo: cómo hacerlo

La observación conductual de un niño con autismo con finos diagnósticos es una tarea compleja que requiere la experiencia de profesionales como neuropediatras, psiquiatras o psicólogos. Esta evaluación, por lo habitual, incluye exploración física y neurológica completas, desde pruebas de visión hasta de audición.

 

De igual manera, es importante también que los padres y cuidadores le ofrezcan al especialista los detalles del comportamiento del niño con autismo. Esto ayudará a agilizar el proceso. Este diagnóstico suele detectar déficits en tres áreas principales:

  1. Alteración cualitativa de la interacción social, que contempla:
  1. Alteración cualitativa de la comunicación, relacionada con:
  1. Patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidas, repetitivas y estereotipadas, que tienen que ver con:

El diagnóstico del autismo es complejo y multifacético, pues también puede respaldarse a través de pruebas y otras herramientas que deben ser aplicadas por profesionales expertos en la materia.

Intervención temprana del autismo: programas para ello

diagnostico autismo

Una vez que se tiene el diagnóstico y se determina el tipo de autismo que presenta el infante, llega el momento de la intervención, que abarca programas que ayudan a los niños con autismo a desarrollar las habilidades que normalmente aprenderían a los dos años, cuentos como :

Encontrar el programa adecuado es fundamental. Uno de los más determinantes es el Análisis de Conducta Aplicado (ABA), una forma de tratamiento de intervención temprana ampliamente utilizada en clínicas y escuelas. Su eficacia está respaldada por décadas de investigación, debido a que:

Para una mayor efectividad, existen varios tipos de ABA, entre los que podemos mencionar:

    1. Intervención Conductual Intensiva Temprana (EIBI): diseñada para niños menores de cinco años, idealmente menores de tres. Utilice diversas técnicas para ayudarle a conectar definiciones con señales verbales y no verbales. El objetivo principal es mejorar la comprensión del mundo que los rodea.

Más beneficios del ABA

Como hemos podido apreciar, este programa y sus tipos es uno de los más completos. Asimismo, trae consigo más beneficios. Estos hijos: 

Por supuesto, es un programa amplio con diversos enfoques. La aplicación de determinado ABA dependerá de las necesidades individuales del infante, por lo que es crucial trabajar con un profesional capacitado y con experiencia en este programa.

No obstante, el hecho de contar con especialistas en el área es fundamental en cada proceso, pues los avances serán más notorios y rápidos.

Neymar