Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Historias inspiradoras de deportistas con autismo hay muchas, pero en esta edición hablaremos específicamente de Michael Phelps, Jason McElwain y Kalin Bennett, atletas que han destacado en cada una de las disciplinas en las que se han desempeñado.

historias inspiradoras
Rio de Janeiro – Michael Phelps, dos Estados Unidos, ganha sua 20ª medalha de ouro olímpica, nos 200m nado borboleta, nos Jogos Rio 2016. (Fernando Frazão/Agência Brasil)

Historias inspiradoras de deportistas con autismo

En el caso del nadador estadounidense Michael Phelps, no siempre tuvo un camino fácil. Desde pequeño, fue diagnosticado con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Esto afectaba su concentración y comportamiento, por lo que se le complicaba la realización de sus tareas.

A pesar de los desafíos, Phelps encontró su pasión en la natación. A los 9 años, comenzó a nadar y rápidamente desarrolló un talento excepcional. Con esfuerzo y dedicación, superó las dificultades asociadas con el TDAH y se convirtió en una leyenda olímpica.

En total, Phelps ganó 28 medallas en los Juegos Olímpicos, 23 de oro, 3 de plata y 2 de bronce, por lo que es el atleta olímpico más premiado de todos los tiempos. Su historia es un ejemplo de superación y un mensaje inspirador para todos aquellos que enfrentan obstáculos en su vida.

Jason McElwain: un triple que derribó muros

Jason McElwain es otro deportista estadounidense que ha enfrentado desafíos debido al autismo. Le costaba comunicarse y relacionarse con los demás, y nunca había jugado un minuto de baloncesto en sus tres años de instituto. Sin embargo, nunca se rindió.

En el último partido de la temporada, con el marcador ya definido, McElwain entró a la cancha y anotó seis triples en solo cuatro minutos, electrizando a la multitud y convirtiéndose en un héroe local.

historias inspiradoras
Imagen tomada de Wikipedia

La historia inspiradora de McElwain nos enseña que con perseverancia y determinación, podemos superar cualquier obstáculo. Su ejemplo inspirador demuestra que el autismo no debe ser una barrera para alcanzar nuestros sueños.

Kalin Bennett: rompiendo barreras en la cancha de baloncesto

A Kalin Bennett le diagnosticaron autismo y le dijeron que nunca caminaría ni hablaría, pero su madre no se rindió y buscó la ayuda que él necesitaba.

Bennett se convirtió en el primer jugador con autismo en recibir una beca completa para jugar en la liga universitaria estadounidense (NCAA). En un partido memorable, anotó sus primeros puntos en la NCAA y conmovió al mundo del baloncesto.

historias inspiradoras
Imagen tomada del website de Kent State University. Autor: Nick Cammett

De hecho, es el primer jugador con autismo en anotar en un partido de NCAA. Bennett no sólo es un atleta talentoso, sino también un defensor incansable de las personas con autismo. 

Su objetivo es usar su plataforma para inspirar a otros niños y demostrarles que pueden superar cualquier desafío.

El autismo no es una barrera

Las historias inspiradoras de deportistas con autismo de Michael Phelps, Jason McElwain y Kalin Bennett son sin duda, ejemplos de valentía, lucha y perseverancia. 

A pesar de enfrentar el autismo y otros desafíos, estos jóvenes lograron alcanzar sus sueños y convertirse en inspiraciones para todos nosotros.

Su mensaje es claro: con determinación y apoyo, podemos superarlo todo hasta lograr lo imposible.

Neymar