Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Oscar Amuz Hiroshima

Oscar Amuz, CEO de Autism Soccer, estuvo en la 5th Genius Cup, Hiroshima, Japón, donde tuvo la oportunidad de presenciar cómo en el otro lado del mundo las personas disfrutan de actividades similares a las que esta organización realiza en Miami. 

Oscar Amuz y su experiencia en la 5th Genius Cup de Japón

“Esta experiencia me permitió apreciar la universalidad del deporte y la capacidad de unir a personas de diferentes culturas a través de la pasión por el juego. Fue un recordatorio poderoso de que, a pesar de nuestras diferencias, compartimos muchas similitudes que nos conectan como seres humanos”, expresó Amuz.

Oscar, en esta amena entrevista, también recalcó la importancia de conocer de cerca las diferentes culturas y puntos de vista en pro de la inclusión y el desarrollo de quienes están dentro del espectro. 

En el caso específico de su visita a Hiroshima, destacó el buen trato que recibió. “Me hizo sentir como en familia, lo que reafirmó mi creencia de que el fútbol es una gran familia que trasciende fronteras y culturas”. 

Oscar Amuz Hiroshima

Además, tuvo el privilegio de ser invitado a conocer el Sensory Room, un área adaptada para niños con autismo. 

“Este proyecto es un ejemplo del gran trabajo realizado por nuestro amigo Hideaki Sugioka en Hiroshima. Fue inspirador presenciar cómo la comunidad se esfuerza por brindar inclusión y apoyo a aquellos que lo necesitan”, enfatizó Amuz.

Oscar Amuz en Hiroshima: Dos continentes unidos por el fútbol y el autismo

El CEO de Autism Soccer vivió una experiencia enriquecedora en el continente asiático durante la 5th Genius Cup: “Pude presenciar un estadio completamente lleno, con una atmósfera vibrante y llena de energía. Los aficionados cantaban canciones que resonaban con la misma pasión que las que cantamos nosotros en Sudamérica o Latinoamérica”, aseveró Oscar, quien indicó que los equipos de fútbol en Hiroshima no tienen nada que envidiarle a ningún otro equipo en términos de pasión y apoyo de sus seguidores. 

“Fue un recordatorio poderoso de que el fútbol es un lenguaje universal que une a personas de diferentes culturas y continentes”, reiteró Amuz.

Oscar Amuz Hiroshima

“Fue una experiencia profundamente conmovedora”

Amuz no sólo compartió un escenario conmovedor en el campo de fútbol, sino que recorrió y conoció de primera mano el impacto de la bomba nuclear el 6 de agosto de 1945 a las 8:16 a.m.

“Vi el asombroso renacimiento de esta ciudad. Al conversar con sus habitantes, todos coincidieron en un mensaje poderoso: el perdón es esencial para avanzar. Esta lección de perdón y resiliencia, basada en la historia de Hiroshima, ha sido un impacto positivo para mí”, recalcó el líder de Autism Soccer.

Gracias a ello, comprendió que independientemente del país de origen, el color de piel o la nacionalidad, todos compartimos nuestra humanidad. “Porque somos todos diferentes es que somos todos iguales”. Revelación que, día a día, ha enriquecido su perspectiva y lo ha llevado a valorar la diversidad como un pilar fundamental de la sociedad.

Gastronomía excepcional

Indiscutiblemente, Japón se caracteriza por contar con una gastronomía muy particular, que por supuesto Oscar tuvo la oportunidad de disfrutar.

“En Hiroshima tuve la oportunidad de experimentar una gastronomía excepcional que refleja el amor y la dedicación con que las personas cocinan en esta región. Cada plato que probé estaba impregnado de sabores exquisitos y elaborados con una atención meticulosa, lo que evidencia el aprecio y el cuidado que se pone en la preparación de la comida”, fueron las palabras del CEO de Autism Soccer.

Oscar Amuz Hiroshima

En Japón se prioriza la calidad sobre la cantidad, lo que lo llevó a reflexionar sobre la importancia de la diversidad y la calidad en todos los aspectos de la vida.

Impresiones que le permitieron evidenciar lo grato de vivir este torneo deportivo en tierras asiáticas, que superó todas sus expectativas y que generó un muy buen recuerdo, además de duradero.

Hospitalidad y buen ambiente 

Para Oscar Amuz, estar en la 5th Genius Cup en Hiroshima no sólo representó una experiencia deportiva única, sino que le permitió conocer de cerca la hospitalidad y el ambiente acogedor que le brindó el equipo de trabajo.

“Desde el momento en que llegué, me recibieron con calidez y amabilidad, lo que hizo que mi estadía fuera inolvidable. La camaradería y el espíritu de colaboración que presencié en el equipo de trabajo fueron verdaderamente inspiradores, y me llevé la mejor experiencia de mi vida al ser parte de este grupo”, afirmó Oscar.

Asimismo, fue la ocasión perfecta en la que se unieron el fútbol, la cultura, la gastronomía y la camaradería extraordinaria que se respira en Hiroshima, que dejó una huella imborrable en Oscar Amuz, que lo enriqueció no sólo como especialista en el autismo, sino como ser humano.

“Estas experiencias dejaron una huella imborrable en mí y me enriquecieron de una manera que nunca olvidaré”, concluyó Amuz.

Oscar Amuz Hiroshima

Invitó a que estemos atentos a nuestra próxima edición, pues nos develará todos los detalles de su participación en la XII Conferencia Internacional de Investigación y Práctica de los Retos y Soluciones del Autismo, a efectuarse en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.

Neymar