Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

hipersensibilidad sensorial autismo

La hipersensibilidad sensorial en el autismo es uno de los factores que más caracterizan esta condición. Por lo que debemos procurar no exponer a quienes tienen el Trastorno del Espectro Autista (TEA) a estímulos fuertes relacionados con el ruido, la luz, el tacto, el olfato y el gusto;  debido a que pueden desencadenar en ellos molestias, ansiedad y hasta crisis.

Asimismo, es importante destacar que estos estímulos afectan a quienes tienen el espectro, pero es más común en niños. De hecho, se estima que entre el 60 % y el 90 % de los infantes experimentan algún tipo de hipersensibilidad sensorial cuando se trata de autismo. 

¿Cuáles son los síntomas de la hipersensibilidad sensorial con autismo?

La gran mayoría de las personas habla de este factor en personas con autismo, pero, ¿Cuáles son los síntomas específicos que evidencian la hipersensibilidad sensorial en el autismo? Te los decimos a continuación:

hipersensibilidad sensorial autismo

Estas son sólo algunas de las señales de hipersensibilidad sensorial con autismo que pueden presentar las personas con esta condición, en especial si se trata de niños, por lo que se debe estar atento ante cualquier irregularidad.

Pero, ¿Cuál es su causa? Te la diremos en el siguiente apartado.

Origen de la hipersensibilidad sensorial en personas con autismo

La hipersensibilidad sensorial en el autismo no ha sido revelada con claridad. No obstante, de acuerdo a estudios recientes realizados en ratones, se ha determinado que esto puede deberse principalmente a anomalías en una proteína llamada Shank3 en las neuronas inhibidoras. Proteínas que contribuyen a suprimir los estímulos sensoriales, al tiempo que se produce una hiperactividad de las neuronas excitadoras que, a su vez, se activan con los estímulos.

hipersensibilidad sensorial autismo

Asimismo, la proteína Shank3 es esencial para el desarrollo cerebral y estudios previos la relacionan con el autismo, pues en ellos se observará que al reponer esta proteína en los ratones que carecían de ella, algunos comportamientos asociados con el espectro autista como la conducta compulsiva, ansiedad y la evitación de contacto social desaparecían.

En esta nueva investigación, los científicos comprobaron que los ratones con ausencia de Shank3 presentaban mayor sensibilidad cuando algo rozaba sus bigotes, que los animales que sí la poseían. Es oportuno destacar que, en el caso de estos roedores, su información sensorial es percibida a través de sus bigotes, pues actúan como órganos táctiles. 

Para determinar este análisis, los investigadores también estudiaron la actividad neuronal con técnicas de imagen, y comprobaron, además, que cuando tocaban los bigotes de los ratones sin Shank3, las neuronas excitadoras se mostraban hiperactivas en una zona del cerebro llamada corteza somatosensorial, encargada de procesar la información que llega por los sentidos.

Sin duda, una completa que ha dado aún más luces sobre la presencia de hipersensibilidad sensorial en las personas con autismo, en la que también se determina que las neuronas inhibidoras podrían ser las responsables de la hipersensibilidad sensorial. 

Pero, aún hay más, pues otros estudios en ratones han relacionado anomalías en las neuronas inhibidoras con otros trastornos neurológicos. Así que el próximo paso para los científicos de esta área será estudiar en qué momento aparecen los defectos en las neuronas inhibidoras, para desarrollar en el futuro un tratamiento que permita disminuir la hipersensibilidad sensorial de las personas con autismo.

hipersensibilidad sensorial autismo

Como hemos podido apreciar, todavía no existe una cura ante la hipersensibilidad sensorial de las personas con autismo, pero sí hay estrategias que pueden ayudar a reducir los síntomas, entre las que podemos destacar:

Indiscutiblemente, la hipersensibilidad sensorial en el autismo es una de las señales a las que más se debe prestar atención, pues cualquier “movimiento en falso” puede desencadenar una crisis en las personas con esta condición.

Razón por la cual se continúa realizando investigaciones en pro de mejorar la estabilidad relacionada a la hipersensibilidad sensorial del autismo, esperando que finalmente puedan crear el tratamiento adecuado para mitigar esta afección.

Neymar