Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Dorinda Luzardo

En esta edición no podíamos dejar de mostrarles lo que ha sido la trayectoria de Dorinda Luzardo, quien es fundadora y directora ejecutiva de la Fundación y Academia “Angels Reach”, ubicada en Miami, Estados Unidos.

Al respecto, la magíster en Biblioteconomía y Ciencias de la Información (MLIS) expresó que esta fundación nació de las necesidades de una de sus hijas.

“Tengo tres hijos increíbles, maravillosos, y extraordinarios, y entre ellos tengo un angelito que fue diagnosticado con autismo. En aquellos momentos, me explicaron los mejores doctores y especialistas que mi hija jamás iba a poder tener una vida normal”.

Es decir, que no entablaría conversaciones con ella, no iba a poder vivir de forma independiente, entre otras especificaciones. 

Desde entonces, Luzardo comenzó a buscar las mejores opciones en cuanto a terapias, tratamientos, programas educacionales y todas aquellas herramientas que pudieran cambiar ese pronóstico tan limitante de su hija. 

Ante esta búsqueda, Luzardo indicó: “Lo que encontré entre lo que viajaba por los Estados Unidos para capacitarme, era que había muchísimo que se podía hacer por nuestros niños, pero sencillamente no existía, y aún no existe de una forma muy accesible aquí, en el sur de la Florida.”

“De esa desesperación de una madre determinada a que su hija tuviera una vida feliz e independiente, nació una programación única que, hasta el día de hoy, ha demostrado que efectivamente, y únicamente, ha podido cambiarle la vida a más de 3000 niños y jóvenes con autismo y con dificultades emocionales, sensoriales, sociales, o conductuales”, continúa Dorinda.

Sin duda, una ardua tarea para ella, quien cuenta con casi 40 empleados dentro de la fundación y las diferentes programaciones asociadas.

Dorinda Luzardo

Al verse reflejada en las familias con necesidades especiales, decidió arrancar su profesión como maestra en escuelas públicas; esto la condujo a tener dos diplomas como magíster en Educación y a contar con alrededor de 20 años de experiencia antes de comenzar con Angels Reach. 

Su carrera y su vida cambiaron al ver la necesidad que enfrentaba, no sólo con su pequeña, sino miles de otros niños que, como ella, no podían encontrar los servicios necesarios para una vida futura como la que sueñan los padres. Y ella aún más, al ser madre soltera.

Dorinda Luzardo, más que una maestra

Asimismo, es importante destacar que Dorinda Luzardo dejó atrás su carrera como educadora para desarrollarse no sólo como terapeuta, sino como emprendedora y ejecutiva de una fundación sin fines de lucro. 

Estos roles la enorgullecen, al igual que otros tantos que jamás hubiera imaginado hace 20 años, al iniciar esta jornada con el autismo, 

“Dios, en su sabiduría, nunca nos abandona, y hoy le doy gracias que me ha dado los recursos personales y familiares para poder desarrollar el legado de Angels Reach, que ha trascendido fronteras”, expresó Luzardo.

En cuanto a los mitos o estereotipos que existen sobre el autismo, Dorinda afirma que lo primero que las personas deben comprender es que es una condición totalmente tratable y que no es contagiosa. 

Dorinda Luzardo

Asevera que “Un niño con autismo tiene unas capacidades, posiblemente, hasta superiores a los de niños neurotípicos, aunque se puedan presentar socialmente con algunas diferencias. Los niños con autismo pueden y deben apoyar el desarrollo y la enseñanza dentro de clases inclusivas”.

De igual manera, Luzardo indica que el niño con esta condición beneficia a otros estudiantes dentro del aula, siempre y cuando el niño con TEA reciba la atención y el apoyo que necesita tanto en casa como en la escuela.

“Para que eso ocurra, es imprescindible tener profesionales que estén específicamente entrenados y capacitados, horarios y programaciones que se ajusten a las necesidades, y una supervisión que pueda integrar los mundos clínico, emocional y académico”, enfatiza la fundadora de Angels Reach.

Angels Reach, un logro para Luzardo

Uno de los grandes logros que ha tenido Dorinda Luzardo ha sido Angels Reach, que busca siempre el beneficio de cada niño, incluso hasta el punto de tomar decisiones que no necesariamente son lo mejor para las finanzas de la organización, pero sí para quienes tienen esta condición.

Un espacio en el que cada niño y cada familia son aceptados, nutridos, apoyados y donde está el equipo más increíble de profesionales dedicados. 

Dorinda Luzardo

Caracterizados, además, por estar muy dispuestos a aplicar su creatividad, su razonamiento y sus recursos para crear una programación innovadora y verdaderamente efectiva que cambie la vida de cada niño, adulto joven o miembro de la familia.

En ese mismo orden de ideas, es importante destacar que esta fundación no sólo ofrece un programa de educación clínica único en su tipo para niños desde el jardín de infantes hasta la escuela secundaria y adultos jóvenes. Además, está enfocado en desarrollar un liderazgo compasivo y hacer crecer a aquellas personas que serán agentes de cambio en esta comunidad. 

Sus terapias e intervenciones clínicas, a su vez, están integradas y llevan las metodologías basadas en la investigación a nuevos paradigmas, y se han expandido incluso a nivel internacional.

Indiscutiblemente, esta fundación es símbolo de orgullo para Dorinda, quien ha enfrentado desafíos significativos, pero no ha desmayado en sus ganas de seguir ayudando a quienes lo necesitan.

Dorinda Luzardo

Estos desafíos han dejado a Luzardo como aprendizaje que todo sucede con un propósito, que existe una sabiduría y un amor universales que parecen traer siempre a las personas adecuadas y el  apoyo indicado que la organización necesita.

Esto se traduce en que Angels Reach es sinónimo de calidad humana; un espacio que genera confianza, donde la bondad y las ganas de hacer las cosas prevalecen.

Neymar