Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El autismo es un trastorno del desarrollo que afecta la comunicación y la interacción social. Los adolescentes con autismo pueden experimentar las emociones de la misma manera que los demás, pero pueden tener dificultades para comprenderlas y expresarlas. Esto puede afectar su vida cotidiana de muchas maneras.

las emociones en los adolescentes con autismo

Cómo las emociones afectan la comunicación

Los adolescentes con autismo pueden tener dificultades para entender las emociones de quienes los rodean. Esto puede dificultar la comunicación con sus compañeros, familiares y maestros. 

Por ejemplo, un adolescente con autismo puede no entender que alguien está molesto o triste, y puede decir o hacer algo que haga que la situación empeore.

Los adolescentes dentro del espectro también pueden tener dificultades para expresar sus propias emociones. Esto puede llevar a la frustración y al aislamiento. 

En otro caso, un adolescente puede tener un ataque de ira cuando se siente frustrado, pero no puede expresar por qué está enojado.

Cómo las emociones afectan la interacción social

Las dificultades para comprender y expresar las emociones también pueden afectar la interacción social de los adolescentes con autismo. 

Un adolescente con autismo puede no entender las bromas o las indirectas, lo que puede llevar a malentendidos. 

También puede tener dificultades para seguir las reglas sociales, como esperar su turno o hablar en voz baja.

Estas dificultades pueden llevar a la exclusión social y al aislamiento. Ellos pueden sentirse diferentes a los demás y tener problemas para hacer amigos.

las emociones dificultan la vida de los adolescentes dentro del espectro

Cómo ayudar a los adolescentes con autismo a gestionar sus emociones

Hay muchas cosas que se pueden hacer para ayudar a los adolescentes dentro del TEA a gestionar sus emociones. 

Una de las cosas más importantes es brindarles apoyo y comprensión: los padres, maestros y otros cuidadores deben ser pacientes y comprensivos con las dificultades que enfrentan.

Asimismo, es importante enseñar a los adolescentes a identificar y expresar sus emociones de una manera saludable. Esto se puede hacer a través de la terapia, la educación y la práctica.

Existen algunas estrategias específicas que pueden ayudarlos a gestionar sus emociones. Una de ellas es enseñarles a identificar las señales físicas de las emociones. 

Ellos pueden aprender a reconocer el enojo si sienten su corazón latir más rápido, o si sus manos comienzan a sudar.

Otra estrategia es enseñarles a expresar sus emociones de una manera adecuada, como aprender a tomar una respiración profunda cuando se sienten enojados o a hablar con un adulto de confianza cuando se sienten tristes.

Con el apoyo adecuado, los adolescentes con autismo pueden aprender a comprender y expresar sus emociones. Esto les ayudará a tener relaciones más satisfactorias y a vivir una vida plena.

Estefany Vasquez