Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

relaciones sociales de los adolescentesTodo ser humano necesita crear vínculos afectivos. En este artículo, hablaremos de la importancia de las relaciones sociales de los adolescentes con autismo.

Este es un tema complejo, porque a las personas con el Trastorno del Espectro Autista (TEA) se les dificulta establecer relaciones con otras personas, así como comunicarse y expresarse con quienes las rodean. 

No obstante, existen técnicas, estrategias y consejos que han evidenciado que se pueden mejorar estas condiciones en las personas con autismo, de lo que también estaremos hablando en las siguientes líneas.

Sin embargo, es oportuno destacar que, en general, la adolescencia es una etapa de transición de la niñez a la adultez, que implica cambios físicos, emocionales y mentales por los que todos pasamos, siendo para unos más complejos que para otros; incluyendo por supuesto, a las personas con autismo.

Otros aspectos que afectan las relaciones 

Además de la dificultad de interacción social, comprensión clara de lo que ocurre en su entorno y comunicación efectiva, por sólo nombrar las principales señales de esta condición, existen otros aspectos que tienen las personas con autismo que pueden afectar las relaciones sociales, en especial si Se trata de adolescentes. Este hijo:

Estos aspectos hacen más engorrosa la adolescencia del joven con autismo. Pero, todo lo indicado en líneas anteriores puede mejorar notablemente con la orientación adecuada de los especialistas y otras recomendaciones. Los detalles a continuación.

relaciones sociales de los adolescentes

¿Qué se puede hacer para desarrollar relaciones sociales en adolescentes con autismo?

Si bien es cierto que para los adolescentes con autismo puede ser más complicado el desarrollar relaciones sociales, también es verdad que existen diversos métodos y estrategias que contribuyen a promover su interacción con otros adolescentes. Algunas de ellas incluyen:

Aunque las relaciones sociales de los adolescentes con autismo son totalmente distintas a los jóvenes neurotípicos, no quiere decir que no puedan establecerse. Todo es cuestión de contar con la asesoría y orientación adecuada para ayudarlos a afrontar esta etapa de vida. De esta manera, los padres y cuidadores podrán guiarlos mejor, a pesar de las dudas que puedan surgir. 

Neymar